NAVEGA EN LA WEB

Central de informes

(511) 615 3636

Síguenos:

Tárpuy, sembrando tecnología con cosas cotidianas

Iniciativa de responsabilidad social de la Asociación Cultural Peruano Británica (ACPB) enfocada en la Ciencia y la Tecnología.

Después de que el alumno ha participado en el proyecto Tárpuy (sembrar), le será difícil ver un objeto sin plantearse para qué funciona, cómo funciona, y lo más importante qué puede hacer para mejorarlo.

“La idea es despertar en los niños el interés por la Ciencia y la Tecnología a través del conocimiento de cosas de nuestro entorno, como el timbre, la bicicleta, el caño de agua, entre otros”, señala el doctor Víctor Benavides Cáceres, miembro del consejo directivo de la ACPB. “Pero no es cuestión de que el niño aprenda a tocar el timbre o a montar bicicleta sino que conozca, a través de los módulos diseñados especialmente para este fin, cómo es que funcionan esos objetos”. 

“La iniciativa data de años atrás, cuando la Academia Peruana de Ingeniería reparó en que la formación tecnológica de nuestras escuelas era muy deficiente. Puso en manos a la obra para resolver este problema y diseñó un esquema de alfabetización tecnológica, con módulos que permitirían, a los alumnos, revertir tal situación”. Si bien la idea era muy buena, llevarla a la práctica implicaba contar con recursos económicos. La ACPB tomó en sus manos el proyecto y, con la ayuda de TECSUP, lo hizo realidad, llamándolo Tárpuy, palabra quechua que en español significa “sembrar”.


En Fe y Alegría
“Se decidió que la organización educativa donde se aplicaría el plan piloto sería Fe y Alegría, por sus extraordinarios méritos, por el número de colegios con los que cuenta a nivel nacional (70) y por la cantidad de alumnos, que supera los 90 mil. Es así que, desde hace cuatro años, dieciocho colegios de esta red, que incluye Lima, Chincha y Trujillo, trabajan con Tárpuy; y el interés mostrado por los profesores, que son los instructores, es increíble, al punto de emocionarnos. Nosotros le llamamos ‘Sembrando tecnología’ y ellos han completado la frase: ‘Sembrando tecnología para ver florecer a nuestros niños’, he incluso han creado canciones aludiendo las enseñanzas impartidas a raíz de este proyecto.

Uno de los logros más significativos es la capacitación de los profesores. “Para ellos es una experiencia única porque la capacitación la otorga TECSUP, una institución que cuenta con infraestructura de vanguardia y docentes de primer nivel. Creo que si el proyecto estuviera enfocado sólo en capacitar a los maestros, ya habríamos conseguido un objetivo importante”. Respecto a los alumnos beneficiados a la fecha, son cerca de tres mil por año, en Lima y en provincias, que pertenecen al quinto y sexto grado de primaria.


Ocho módulos
“El sistema consiste en que los chicos manipulen los ocho módulos, que son el display, el perforador, el tornillo, la bicicleta, el panel solar, el detergente, el caño, el teléfono, que están ubicados en las aulas de los colegios para que sean manipulados por niños. Y luego de que maniobren cada uno de los módulos, que es la fase exploratoria, continúen con las demás etapas hasta la realización de actividades divertidas referidas al tema, como son las dinámicas, la sopa de letras, los dibujos, etc. 

“Estas experiencias han sido adaptadas a la currícula dentro del curso de Ciencia y Ambiente, y nuestro deseo es que, a mediano plazo, este proyecto sea repetido, porque si bien existe una medición que responde a indicadores cuantitativos, el aspecto cualitativo es sorprendente”. 

“Los niños quedan deslumbrados y los profesores aportan detalles para el mejoramiento de Tárpuy… Los testimonios hablan por sí solos del interés que ha motivado la iniciativa”. 

Finalmente, Benavides considera que este proyecto es de responsabilidad social en tanto que “la Ciencia y la Tecnología son absolutamente partes esenciales del progreso y del mundo moderno. Es ahí a donde apunta todo este esfuerzo. Levantar la enseñanza, la información, introducir valor y promover el desarrollo mismo a través de la tecnología.

Compartir: